Pues sí, El Cebo (Ladislao Vajda, 1958) es un peliculón. Cine negro, de mucha calidad y con el mismísimo Goldfinger. Si la ha visto, le recomendamos este debate.