Quien no conoce la serie de televisión ‘Cheers’, sobre todo los que andan por la treintena. Una trama que gira en torno a un bar, lugar por donde pasan los protagonistas en una cascada de situaciones cómicas. El protagonista de la partida, Woody Harrelson, interpretaba a un camarero inocente, venido de un lejano pueblo, algo tontorrón pero de gran corazón. Este es tal vez su mejor papel, al menos por el que es más recordado, sobre todo por la gente de mi generación.