La firma tras el detergente Woolite ha dado una campaña publicitaria multimillonaria titulada The Torturer cuya pieza central es este anuncio televisivo orquestado por el director de La Casa de los 1000 cadaveres y las nuevas versiones de Halloween. Rob Zombie ha imprimido su particular estilo a este curioso pero altamente efectivo comercial de detergente para prendas delicadas.