Señor Calle ha tenido el placer de entrevistar a Simón Fariza, director del largometraje Renegados de la Luz. Una película valenciana de apenas 1000€ de presupuesto, que ya están diciendo que es el nuevo Mariachi. Una auténtica película de aventuras Made in Spain.

Señor Calle: Nos encontramos ante tu primer largometraje, aunque tienes una amplia trayectoria dirigiendo cortos, incluso una webserie (Bolo y Chencho) Valorando tus experiencias, ¿cómo te sientes más cómodo, de corto o de largo?

Simón Fariza: Bueno, depende. A la hora de escribir un guión prefiero escribir algo más largo, que me permita profundizar más en los personajes, que pueda tener un tempo más pausado para contar la historia. Me gusta poder tener varias tramas a la vez, entrecruzarlas. Quizá en un corto no puedo realizarlo, pero por ejemplo en la webserie si que pude hacerlo. Bolo y Chencho es una probatura que realizamos para desarrollar la vida de dos personajes frikis, cada capítulo nos permitió “equivocarnos” o acertar, probar tramas, situaciones. Recomiendo la serie porque contiene el germen de todo.

En los cortos me gusta arriesgar un poco, acabamos de rodar “Don quijote y los Demonios”, un corto basado en el retablo de Maese Pedro de “El Quijote”. Es una historia quijotesca en la que hay espadas, aventuras, gore y un Quijote joven. Llevamos la historia a unos derroteros en los que a la gente le puede sorprender para bien y para mal, por supuesto. Con “Renegados de la Luz” hicimos lo mismo. Teniamos 1000 € de presupuesto, vamos a contar una historia que no nos permitirían contar si tuviéramos pasta. ¿Por qué el cazavampiros no puede ser un friki llamado Donovan que es cura y trapichea con marihuana?


SC: Renegados de la Luz podría etiquetarse como una película de terror/fantástico, un género bastante amplio y variado, ¿qué matices nos darías para ayudar al público a ubicar mejor la película?

SF: Me encanta el cine de los 80, es el que me ha marcado desde pequeño. Eran pelis de aventuras, con una inocencia que se ha perdido actualmente en las películas. Los protagonistas de aquellas películas eran “perdedores”, gente que no estaba preparada para la aventura que debían realizar. Me vienen a la cabeza, los niños de Los Goonies, o el prota de “Noche de Miedo”, o Kurt Russell en “Golpe en la Pequeña China” o “Jóvenes Ocultos”. Con “Renegados de la Luz” he tratado de recuperar ese espíritu.
Realmente “Renegados de la Luz” es una película más de aventuras que de terror. Pero es cierto que también hay momentos de terror, comedia o incluso drama.

SC: ¿Qué influencias, tanto visuales como argumentales, has tenido en Renegados de la Luz?

SF: Las influencias están muy claras, como dije antes, queria recuperar el aroma de los 80, pero la historia se desarrolla en un pueblo de España. El cazavampiros se llama “Donovan” como homenaje, los protas van en unas bicicletas que eran de mi hermano y mias cuando éramos adolescentes. Alguien me dijo en un pase, que por qué los protagonistas no iban en motos, como en Crepúsculo. Mi respuesta es que esto es España, nuestros protagonistas no son héroes, más bien lo contrario, pero se tienen que enfrentar a malvados vampiros oscuros. La película es eso, una aventura minimalista o una aventura de “juguete”. Hicimos muchos guiños también de la peli “Calles de Fuego”, el vestuario de Donovan y el de la hija vampira (Eli), los intentamos sacar de esa película. La música también se realizó con arreglos de los 80. En realidad hemos intentado hacer “Jóvenes Ocultos” a la española.


SC: Ante la comercialización masiva del género (vampiros y zombies everywhere), ¿cuál es tu posición?¿Cómo crees que afecta a los fans de toda la vida de las pelis de miedo?

SF: Bueno la gente no se lo cree, “Renegados de la Luz” es una peli de vampiros, pero a mi no me gustan las películas de vampiros, salvo peliculones como “Drácula” o “El Baile de los Vampiros”. Me parece interesante el fenómeno vampiro desde la normalidad. Es decir, quería contar la historia clásica del bien y del mal, de la luz y la oscuridad y para ello me vino muy bien que los protagonistas fueran vampiros. Pero son gente que puede salir a la calle de dia, que se refleja en los espejos. Pero eso si, se alimentan de sangre. A lo mejor a los puristas de los vampiros no les gusta nada la película, pero si se van al origen de los vampiros en el Libro de Nod, que me leí para crear toda la trama, la historia primigenia de Caín y Abel tiene mucho que ver con la historia de “Renegados de la Luz”.


SC: Tenemos noticia de la futura distribución de tu película por parte de Almas Oscuras, es decir, Filmin, ¿qué más nos puedes adelantar? Cuéntanos un poco cómo has conseguido hacerles llegar tu trabajo.

SF: La película la estamos moviendo actualmente por festivales, acabamos de obtener el premio a los mejores efectos especiales en el festival de Catacumba. Lo que queremos es que pueda ver la película cuanta más gente mejor, de manera que nuestra productora (La Nit Produccions) ha sido muy valiente y quiere apostar por distribuirla por Almas Oscuras a la vez de por festivales. No queremos ganar dinero, simplemente que la gente la vea y pase un rato agradable.

SC: Háblanos un poco de los efectos especiales de la película, la escena final tiene mucho despliegue de miembros.

SF: Bueno para la escena final teníamos que conseguir una fiesta de disfraces en la que los vampiros iban a saciar su sed de sangre con todo bicho viviente. En guión decia así: “muere hasta el apuntador”, quería que el final fuera lo más espectacular posible, de manera que me fuí a Barcelona a tratar de que nos pudiera ayudar el genio del cine de terror y gore actual: Adrián Cardona. Habiamos estudiado juntos bellas artes y fue la manera en la que lo pude “engañar” (risas). Adrián es un genio como persona y currando y realizó una matanza made in Eskoria Films. Quería conseguir que la peli fuera aparentemente “casta” y que el final se tornara en una película gore y de acción. Creo que lo conseguimos. Muchas veces lo digo: si la trama vampira no te gusta, espérate al final porque vas a ver un despliegue de vísceras (risas)


SC: ¿Futuros proyectos?¿En qué andas metido?

SF: Bueno como de esta no hemos muerto (risas), estamos preparando otra película de nuevo sin presupuesto, pero un poco más corta, de zombies y con comedia mucha comedia!! Lo más probable es que empecemos a rodar en verano.