David Fincher es un tío que le gusta estar en todo, en el buen sentido claro. Le gusta supervisar todos los aspectos de sus películas, pero hay uno que nos llama más la atención: los títulos de crédito.

La gente de Art of the Title publicaron recientemente una entrevista al director, acompañada por un vídeo en el que se resumía el trabajo en cuanto a diseño de títulos de crédito que ha generado a lo largo de su carrera.

Podemos comprobar que es un innovador, y que no le gusta repetir mucho, pero siempre le da el toque perfecto para introducirnos en el rollo de la peli que vamos a ver.

David Fincher es un gran fan de ese arte, antes invisible, que son los títulos de crédito y que ayudó a revitalizar en los 90 (gracias a Kyle Cooper por Se7en)

Os dejamos con esta genial retrospectiva y os recomendamos que leais la entrevista completa aquí (aunque solo está en inglés!)

A continuación algunas de sus más famosas secuencias:

Seven (1995)

El club de la lucha (1999)

La habitación del pánico (2002) Clara inspiración para los rótulos de Fringe.

Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres (2011)