Concursante de Rodrigo Cortés, el director de Buried, es una peli que siempre se me había hecho cuesta arriba. La vendieron como una comedieta ligera y no esperaba mucho más. Pero sí, es mucho más!

Está rodada y montada en plan experimental y tiene secuencias muy cuidadas. Se nota que el director quiso probar muchas cosas como si fuera un corto venido a más.

Pero lo más interesante, para mi, aparte de las cuestiones cinematográficas, es toda la teoría económica que se expone. Nos explica, de manera muy clara, como está montado todo este sistema económico que cada vez nos aprieta más. Muy recomendable para entender un poco a los psicópatas con traje caro que nos gobiernan.