En Señor Calle nos unimos a la yankilada más de moda: el maldito Halloween. Pero como me gusta más el cine de terror que al Dr. Heiter un 69, os propongo una Sesión Doblé especial para esta noche…

La cosa va a ser ligerita para empezar pero con auténtico miedo para terminar. Son 2 pelis que cualquier aficionado a las pelis de miedo habrá visto casi sin querer pero que nunca está de más volver a repasar: Scream y Suspiria.

Empezaremos con la popular Scream, aquella peli de mitad de los 90 que comenzó toda una oleada de terror adolescente que se nos vino encima como una avalancha de mierda en un callejón sin salida… pero no nos engañemos: Scream está guay! Nos hace pasar un rato divertido y la puede ver cualquiera, sea o no aficionado al cine de terror, porque no es terror en estado puro: sustos, comedieta, averigua-quien-es-el-malo, poca sangre… Wes Craven tuvo mucho ojo/suerte (como otras veces) y creó un nuevo icono para el cine de terror: Ghostface.

Y a continuación… Suspiria! El clásico de Dario Argento que vale la pena ver y volver a ver por muchas cosas: sustos de verdad, misterio, averigua-otra-vez-quien-es-el-malo, el aspecto de la peli en general, los supiros, la música de Goblin… Un segundo plato para irse a la cama a soñar cosas bonitas, porque acabaremos de ver una auténtica pesadilla (menudo final!) Ah! Y casi se me olvidaba lo mejor de la peli: Miguel Bosé dándolo todo como secundario. Por cierto… un remake de Suspiria está al caer, eso si que da miedo…

Una Sesión Doblé que empieza suave pero termina con miedo de verdad…




Puedes ver Scream aquí y Suspiria aquí.