“Con la peluca que me hicieron llevar parecía Helen Hayes. Esto dijo Peter Cushing refiriéndose a su personaje en Frankenstein y el Monstruo del Infierno.

Y tenía razón porque el pelazo que le hicieron lucir al pobre hombre no debería ser muy cómodo. En la sangrienta película de 1974 (la última de Terence Fisher y la última de la legendaria Hammer Films, sin contar su reflote) Cushing interpreta una vez más al Barón Victor Frankenstein recluido en un sanatorio mental donde lleva a cabo sus conocidos experimentos. Esta vez el monstruo es nada menos que David “Darth Vader” Prowse!

Con tanta responsabilidad y cargando esa rubia melena es difícil ver al Barón feliz, pero aún así lo hemos encontrado: