Pacino es Pacino aqui y en la China popular. Nos gusta y lo odiamos. Pero hay artistas que se inspiran con su mirada perdida y sus balbuceos italoamericanos.