En los 80 se hicieron los mejores inventos de la humanidad, ¿a quién no le gustaría tener un reloj mechero como el que aparece en Frenético?

En la película, Polanski nos muestra todo el rato lo cool que es París, pero con el reloj-mechero alcanza límites insospechados de modernor. He aquí la secuencia:




Como veis, Harrison Ford se queda loco.

¿más películas de Roman Polanski?